Derecho constitucional | Concepto y ubicación del derecho constitucional

El Derecho es una ciencia social normativa, esta rama del Derecho se avoca al estudio de la Constitución Política del Estado siendo cualquiera éste, así también referencia a la totalidad de las normas jurídicas que se derivan de la misma, por lo que es fundamental su existencia para la creación de otras normas y al mismo tiempo es la base de los conceptos mínimos que deben observar las normas secundarias, además de considerar la jerarquía que se desprende por la propia normatividad jurídica. Como norma pertenece al campo del Derecho Público ya que atañe al Estado y a la sociedad de manera general por igual.

Concepto y elementos de Derecho Objetivo.

Es el conjunto de normas jurídicas que forman la maquinaria jurídica, el conjunto de preceptos del Derecho que constituyen los códigos. Se entiende como cualquier norma aplicable a una sociedad. El Derecho, en su sentido objetivo, es un conjunto de normas. Tratase de preceptos imperativo-atributivos, es decir, de reglas que, además de imponer deberes, conceden facultades. Frente al obligado por una norma jurídica descubrimos siempre a otra persona facultada para exigirle el cumplimiento de lo preescrito. La autorización concedida al pretensor por el precepto es el Derecho Subjetivo. El Derecho Subjetivo es una función del objetivo. Éste es la norma que permite o prohíbe aquel el permiso derivado de la norma y que supone lógicamente la existencia de la norma que imprime a la conducta facultada el sello positivo de la licitud. El Derecho Subjetivo se apoya en el Objetivo, pero sería erróneo creer que el primero es sólo un aspecto o faceta del segundo.

Concepto y caracteres del Derecho Constitucional.

Para definir al Derecho Constitucional, se requiere que la misma contenga y establezca las siguientes condiciones mínimas:

Que tenga como premisa la justicia.
Que tenga el valor de la seguridad.
Que tenga una bilateralidad.
Que tenga como finalidad la limitación de determinados poderes.

Y presente las características siguientes además de las características de la propia norma jurídica:

Generalidad e Imperatividad.

“Es la disciplina que estudia las normas que configuran la forma y sistema de gobierno y garantizan al individuo un mínimo de seguridad jurídica y economía”. Jorge Carpizo.

Podemos decir que el Derecho Constitucional es el Derecho del Estado, cuando el Estado es de Derecho.

Derecho Constitucional

Conjunto de disposiciones que rigen la organización del Estado, la constitución del gobierno, la relación de los diversos poderes entre sí, la organización y el funcionamiento del poder legislativo. Conjunto de normas relativas a la estructura fundamental del Estado a las funciones de sus órganos y las relaciones de éstos entre sí con los particulares.  La palabra Constitución la aplicamos al documento que contiene las normas relativas a la estructura fundamental del Estado, como una organización política regulada en un documento solemne, considerado también como Ley Fundamental o Norma de Normas.

Relaciones del Derecho Constitucional con otras disciplinas jurídicas y sociales.

Esta rama del Derecho por constituir la norma general y básica del Estado guarda una estrecha relación con otras ciencias como lo es la ética, la sociología, la teoría del Estado, la ciencia política, entre otras mas; así como también con las diferentes disciplinas que constituyen el bagaje jurídico del Estado al permitir la creación de esas normas al amparo de la misma Constitución.

Elementos de Derecho Constitucional.

Los elementos principales del Derecho Constitucional son la Supremacía Constitucional, su permanencia, su positividad, su integridad, su unicidad e identidad, así como sin contradicciones, según hace referencia, como lo menciona Elisur Arteaga Nava.
Lo anterior permite la distinción con otro tipo de normas jurídicas.

Objetivo y fin del Derecho Constitucional.

Esta rama del Derecho tiene como objeto, el estudio de la integración y regulación de la forma de gobierno, los órganos que lo constituyen, del mínimo de seguridad jurídica que otorga el Estado a sus gobernados y así como también en los aspectos sociales y económicos que se desarrollan dentro y fuera del propio Estado y el fin propio del mismo Estado. En sí el reconocimiento y garantía de los derechos individuales del hombre y la organización de los poderes básicos del Estado garantizan la adecuada relación entre los poderes constituidos del Estado, la relación de estos con los gobernados y el desarrollo tanto de la sociedad como del propio Estado dentro del marco de la legalidad.

La tarea fundamental de esta rama del Derecho otorgar un ordenamiento legal a la organización y funcionamiento del Estado. Al respecto Seydel considera que esta disciplina tiene por objeto: “La determinación de los órganos por medio de los cuales el soberano provee a las funciones estatales” abarcando su materia la organización de la legislación, de la administración, del ejercito y de las relaciones exteriores del Estado.

El constitucionalismo como método de limitar el poder.

Históricamente, la limitación Constitucional del gobierno se ha dado por medio de tres vertientes distintas: la supremacía de la Ley sobre el gobierno, la separación de poderes o gobierno mixto y el reconocimiento de derechos naturales e inviolables del individuo. El concepto de Constitución se refiere en general a la conformación jurídica básica de un Estado, en sentido político "Constitucionalismo" denota, por oposición al absolutismo y al despotismo, una forma de gobierno cuyo ejercicio del poder se halla limitado por principios o normas superiores a los propios agentes gobernantes. Desde la Constitución, el principio de legalidad fluye hacia todos y cada uno de lo poderes públicos y sus órganos, dando seguridad jurídica a ellos y a los gobernados, entendida como Constitucionalidad. La supremacía de la Constitución antepone dos condiciones: el Poder Constituyente que es distinto a los poderes constituidos y la rigidez de la Constitución se manifiesta al ser escrita, dándole mayor permanencia e inviolabilidad. La separación y supremacía del Poder Constituyente respecto a los poderes constituidos, actúa con diferencia en tiempo y funciones. En ningún sistema Constitucional se admite que cualquier órgano constituido pueda poner la mano en la Constitución, pues tal cosa implicaría la destrucción del orden Constitucional. La soberanía popular se expresa y personifica en la Constitución que por eso y por ser la fuente de los poderes que los crea y organiza, esta por encima de ellos como Ley Suprema, limitando los actos y poder que le faculta.